BURDELES DE ASIA

Universo Gabú

 

Luis López “Gabú” sorprendía en la Fundación Granell de Santiago de Compostela con una exposición de fotografías que permitía abrirnos al hermético mundo del vudú haitiano. Eran las imágenes de una experiencia personal buscada y obtenida tras varios viajes al país caribeño así como su paulatina aproximación al difícil entorno de los chamanes, brujos y caciques. Una peligrosa aventura que se sintetizaba con una selección de tomas que superaban los problemas técnicos de la escasa iluminación, el violento movimiento de los trances así como las múltiples negativas al intentar hacer permeable una cultura inaccesible para el espectador occidental. Cada imagen de Luis López “Gabú” esconde una vivencia personal cargada de adrenalina no exenta de tensión y peligro personal.

En la exposición que presenta en la Galería Pardo Bazán el fotógrafo ha optado por desvelarnos imágenes de otro proyecto no exento de hermetismo, misterio y aventura: “Burdeles de Asia”. Las fotografías seleccionadas dan algunas claves de la mirada selectiva de Gabú que se centran en la fascinación del mundo de la noche, la penumbra de los rincones reservados, o las luces refulgentes que esconden pasiones y amarguras que quedan tamizadas por el disfraz del maquillaje y la escenografía de los locales donde se desarrolla la acción. No busca el fotógrafo la imagen de denuncia fácil ni la morbosidad sensual que pudiera atraer al espectador, sencillamente muestra instantáneas de lo que sucede en aquellos lejanos entornos que buscan la motivación de unos consumidores que se aproximan deslumbrados por el neón, el sexo, la música, el alcohol y la danza de exóticas mujeres. Las tomas que se exhiben en la muestra son el fruto de una paciente espera, de un continuo convencimiento a los protagonistas de estos ambientes y de haber sabido abrir las puertas de un mundo cerrado que no se muestra fácilmente a la sociedad. Cada imagen da la sensación de ser un momento robado, el fruto furtivo de un atento “voyer” que dispara el obturador sin mirar por el objetivo para no llamar la atención pero que tiene la intuición del encuadre, la destreza de mantener la respiración y el pulso para que la toma sea válida. Este proceder aparentemente casual produce unas composiciones espectaculares, perfectas, en las que los personajes no se sienten perturbados por la presencia de la cámara y confieren a la imagen el carácter real que la hace creíble. La densidad del ambiente, la escenografía lúdica y los cuerpos femeninos destacan, luminosos, en la penumbra reinante. A través del objetivo han desfilado proxenetas, prostitutas y clientes que desempeñan su rol en los locales decadentes de un enigmático continente asiático cuyos modos de vida y tradiciones desaparecen lentamente absorbidos por la acelerada uniformización de una sociedad global. Pero también a través de la cámara se ha conseguido captar un universo de color, luces, sombras y belleza.

 

Antonio Garrido Moreno

Profesor de Historia del Arte en la Universidad de Santiago y

Director de la Galería Pardo Bazan de A Coruña


contenidos © LUIS GABÚcreado en Bluekea